REGIONALIZACIÓN  DE LA PRODUCCIÓN DE LECHE
EN VENEZUELA

(una propuesta)

M.V. Miguel García
DCV - UCLA



INTRODUCCIÓN

La región de climas cálidos o "Cinturón Tropical", en la cual se encuentra Venezuela, se ubica entre las latitudes 30º Norte y 30º Sur, y se caracteriza por:
1- Poseer condiciones climáticas que influyen, directa o indirectamente, en forma negativa en la producción agrícola y pecuaria, especialmente sobre la producción de leche; siendo algunas de ellas:
a. Altas temperaturas (Tº) ambientales.
b. Alta humedad relativa.
c. Un elevado Índice de Temperatura - Humedad (ITH).
d. Incidencia directa de los rayos solares.
2- Una expansión demográfica muy rápida, al punto de que en ella vive el 60% de la población mundial
3- Baja producción y productividad alimentaria, siendo por tanto deficitarios en producción y dependientes de las exportaciones.
4- Nivel de desarrollo económico, cultural y social bajo.
5- Poca capacidad y desarrollo industrial.
6- Las políticas estatales, en la mayoría de estos países, son inconsistentes y de corto plazo.
Como consecuencia de esta situación, puede comentarse lo que ocurre con la producción ganadera en la América Tropical.  La sub región (América Latina y El Caribe) posee el 24,4% del total mundial de bovinos y el 16,5% de vacas lecheras, sin embargo sólo  produce el 20,1% del total mundial de carne y el 8,5% del total de leche.
La actividad agropecuaria de aquellos países ubicados dentro del cinturón tropical, ha generado la necesidad de poseer una raza de ganado lechero que produzca suficiente cantidad de leche, en las adversas condiciones de clima tropical, sin comprometer las funciones fisiológicas normales: siendo múltiples los intentos realizados por ganaderos progresistas en Venezuela, al igual que en otros países, a fin de lograr este objetivo; siendo el Ganado Carora una genuina expresión de esta esfuerzo.
Es importante destacar que Venezuela presenta características climatológicas, dada su ubicación geográfica, afectadas por la latitud o la altitud, que influyen tanto en la cantidad como en la calidad de la leche producida, este efecto por latitud o altitud, se manifiesta como un factor de variación en función a la época del año y al área de procedencia o de producción de la leche.
Puede decirse que de las razas productoras de leche, introducidas hasta ahora en Venezuela, la que mejor soporta las inclemencias del clima y las variaciones con respecto a cambios en los métodos de explotación, o sea la que se adapta mejor y con mas facilidad a este medio, es sin lugar a dudas la raza Pardo Suiza; siendo elocuente que en vacas que el gobierno norteamericano mantenía en la zona del canal de Panamá, de las razas Holstein, Pardo Suiza  y  Jersey,  sometidas    todas    a    la  misma  alimentación  y    cuidados,    los rendimientos en producción de leche bajaron en 22 % en la Holstein, un 20% en la Jersey y un 18% en la raza Pardo Suiza (Herrera, 1968).

EL CASO VENEZUELA
Venezuela es un país que está importando más del 65% de los alimentos que consume su población, ello a pesar de los esfuerzos que ha hecho el Estado por lograr el autoabastecimiento en rubros que se han dejado de producir por diversidad de factores. Uno de estos rubros lo constituye la leche, de la cual se importa aproximadamente el 30%. Este déficit se origina, entre otros, en la existencia en este país de bovinos nativos, un remanente de la población criolla de baja producción y de masivas importaciones de razas lecheras especializadas, como el Holstein, Pardo Suizo y Jersey, de un gran potencial genético para la producción, pero no adaptadas biológicamente a los sistemas tropicales de producción. Como respuesta a esta situación, los productores latinoamericanos en general y los venezolanos en particular, han adoptado sistemas de producción de doble propósito, en los cuales integran la habilidad productiva de las razas nobles y la rusticidad y adaptabilidad del cebú.
    El cruce alterno de la raza Holstein con animales cebuínos, especialmente Brahman, ha sido utilizado ampliamente con la finalidad de producir leche en condiciones ambientales adversas. Vaccaro (1989) logró evidenciar que el grupo racial o constitución genética de la vaca tropical debe ser aquel que le permita producir y reproducirse satisfactoriamente, utilizando recursos propios del trópico. La experiencia de Venezuela y otros países tropicales del mundo indican que la hembra de cruce intermedio Holstein por Cebú es la de mayor productividad total (leche más carne) por año, bajo las condiciones de este ambiente. Un nivel de producción en base a pastos de buena calidad, alrededor de 2.000 Kg de leche y un becerro destetado al año, son alcanzados por este tipo de animal.
Aproximadamente el 91% de la leche obtenida en el país proviene de estos sistemas, siendo el Estado Zulia, la región que contribuye con el mayor porcentaje (70%), además de producir el 45% de la carne, colocándose en segundo lugar en este último rubro (Delgado, 1989).
Hasta acá puede observarse que prácticamente todos los esfuerzos realizados han estado orientados a adaptar el animal, especialmente las razas nobles, especializadas para la producción de leche, a unas condiciones que son adversas a su fisiología natural, toda vez que el ambiente tropical, sea cálido/húmedo o cálido/seco limita la producción de leche. Esto se explica porque el ganado lechero al ser expuesto a temperaturas ambientales fuera de su "zona de confort" (1,7º C a 21ºC) debe realizar ajustes metabólicos para mantener la homeotermia, los cuales incluyen una disminución de la ingesta, un incremento en el consumo de agua y un posterior compromiso de la producción y funciones reproductivas.

¿QUÉ HACER?
Aunque parezca utópico, debemos estar listo para presentar a la comunidad ganadera y al gobierno nacional, sí es que alguna vez se implementan políticas agrícolas a largo plazo y con sentido de responsabilidad patriótica, algunas alternativas para que las nuevas inversiones en producción de leche estén diseñadas de forma tal que las condiciones en las cuales se establecerá le explotación, presenten unas condiciones climáticas que permitan la máxima expresión genética de la raza o tipo seleccionado, apartando cualquier sentimiento de gusto personal o capricho individual.

PROPUESTA

Utilizando la Clasificación de Zonas de Vida en Venezuela, propuesta por Holdrige en 1947, se proponen cinco (5) sistemas de producción de leche, relacionando directamente la capacidad de producción de la raza o tipo seleccionado con las variables o límites climáticos de la región en la cual se establezca o planee establecerse la explotación, así como el destino final que pudiese dársele al producto.

1- GANADERÍA LECHERA ESPECIALIZADA
2- GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO CON TENDENCIA A LECHE
3- GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO ESTRICTO
4- GANADERÍA BUFALINA
5- GANADERÍA CAPRINA

GANADERÍA LECHERA ESPECIALIZADA

Constituye ésta, la piedra angular o base para una producción de altos volúmenes de leche, destinada al consumo directo como leche pasteurizada, producto de la explotación de razas nobles tales como Holstein, Pardo Suizo, Carora, y Jersey sí el objetivo final es la producción de altos volúmenes de grasa. Este tipo de explotación estaría ubicada, en los Andes Venezolanos (Bosque Húmedo Montano Bajo) los cuales presentan una temperatura media anual entre 12 y 18ºC, zona de confort para la producción de leche, un nivel medio de precipitación entre 1000 y 2000 mm anuales y una relación de evaporación/precipitación (ETP/P) de 0,75 con buena conservación de agua en el suelo y cuya única limitación la establece el costo de la tierra y lo accidentado de la topografía, igualmente puede ubicarse en una zona con límites climáticos parecidos, constituida por los montes medios de los Estados Táchira, Mérida y Trujillo y las zonas montañosas de los estados Barinas, Lara, Yaracuy, Falcón y Anzoátegui (Bosque Seco Premontan) los cuales presentan una temperatura media anual entre 18 y 24ºC, un nivel medio de precipitación de 800 mm anuales y una relación de evaporación/precipitación (ETP/P) de 1,5 indicando una adecuada relación entre el agua evaporada por la incidencia de los rayos solares y el agua de lluvia recibida por los suelos. Igualmente, podría ubicarse en los Municipios Autónomos Torres y Jiménez del Estado Lara (Monte Espinoso Premontano), zona que presenta presentan una temperatura media anual entre 20 y 24ºC, indicativo de unas noches bastante frescas, un nivel medio de precipitación entre 250 y 500 mm anuales y una relación de evaporación/precipitación (ETP/P) de 3. En este caso, las altas temperaturas diurnas son compensadas por una  muy baja humedad y un consecuente bajo Índice de Temperatura - Humedad (ITH), lo cual permite que mediante un buen manejo de sombra, puede atenuarse el efecto del estrés térmico o estrés calórico.

GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO CON TENDENCIA A LECHE
En estas latitudes, entre los 30° Norte y 30° Sur, la baja productividad de los tipos nativos, aunado a la casi nula adaptabilidad de las razas nobles, ha obligado  a los productores a probar cruces de ganado europeo e indicus, entre otras estrategias genéticas, de manejo o de alimentación, destinadas a atenuar el efecto de las altas temperaturas ambientales y alta humedad relativa, propias de la mayor parte de estas regiones, que limitan la producción animal; siendo notables los resultados obtenidos con el Jamaica Hope, el Siboney en Cuba, el Karam-Swiss en la India e inclusive, en Venezuela, numerosas y exitosas experiencias, tales como el Tipo Ocampo, Juanchero, Gyr Lechero y Yaracal, etc. con niveles de sangre europea entre 5/8 y 3/4 y un aporte de sangre cebuína entre 3/8 y 1/4, con los cuales es posible obtener una muy adecuada producción de leche, que puede ser destinada al consumo directo, como leche pasteurizada, o en la elaboración de quesos madurados u otros productos lácteos, aprovechando el mayor porcentaje de grasa aportado por el ganado Cebú. Este tipo de explotación, puede ubicarse en una zona con límites climáticos intermedios, constituida por los montes bajos de los Estados Táchira, Mérida y Trujillo y las zonas montañosas de los estados Barinas, Lara, Yaracuy, Falcón, Sucre y Anzoátegui (Bosque Seco Premontano).

GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO ESTRICTO
Esta comprende un sistema de explotación con animales producto de una combinación de 50% de sangre europea, incluyendo el ganado criollo y un 50% de sangre cebuína, así como cualquier otra combinación tal como se observan en el Tipo Perijanero. Es conveniente ubicar esta ganadería en las zonas conocidas como Bosque Seco Tropical (bs-T), la cual comprende la Zona Sur del Lago de Maracaibo, algunas áreas de los Estados Lara, Falcón, Yaracuy, Anzoategui y Sucre y los Llanos, tanto orientales como occidentales, pero específicamente en las sabanas no inundables. Se caracteriza esta zona de vida por presentar una temperatura media anual superior a los 24ºC, una precipitación anual entre 1000 y 2000 mm y una ETP/P entre 1 y 2.

GANADERÍA BUFALINA
Representada por un sistema de producción de leche, utilizando animales del género Bubalus en sustitución del género Bos en las  sabanas inundables de los Llanos, las cuales forman parte de la zona de vida conocida como Bosque Seco Tropical (bs-T), con muy marcadas épocas de lluvia y sequía. Dada la especial composición de este tipo de leche, la misma puede ser utilizada en la elaboración de una diversidad de quesos, así como otros productos lácteos como el dulce de leche.

GANADERÍA CAPRINA
En las áreas semi-áridas de los Estados Zulia, Falcón, Lara, Anzoategui y Sucre, cuyos límites climáticos conforman el Bosque Muy Seco Tropical (bms-T), con una temperatura media anual superior a los 24ºC, una precipitación promedio anual de 500  mm y una ETP/P entre 2 y 4, donde el déficit hídrico limita la utilización del bovino, pueden utilizarse animales caprinos de razas especializadas en la producción de leche tales como Nubia, Alpino Francés y Canaria, especialmente para la elaboración de quesos y dulces de leche.

LITERATURA CITADA

1. Delgado de S., H. (1989). Descripción del sistema de producción de leche y carne en la Cuenca del Lago de Maracaibo. En: Foro Sistema de Producción Bovina de Leche y Carne en la Cuenca del Lago de Maracaibo. p.20.
2. Herrera, J. (1968). Comportamiento Productivo y Reproductivo del Mestizo Pardo Suizo - Brahman en el Distrito Torres del Estado Lara. Tesis de Grado. Facultad de Ciencias Veterinarias. UCV. Venezuela
3. Holdridge, L. R. (1947). Zonas de Vida o de las Formaciones Vegetales del Mundo. MAC. Caracas.
4. Vaccaro, R. (1989). Manejo genético del rebaño de doble propósito. Perspectivas de la ganadería de doble propósito en el Estado Apure. UCV.